LA IMPORTANCIA DE CUIDAR EL PATRIMONIO TANGIBLE E INTANGIBLE

Muchas personas creen que el patrimonio es solamente material: la casa, el auto, los muebles, terrenos, activos financieros, cuentas de ahorro etc., ello constituye nuestro patrimonio tangible y garantiza la estabilidad económica de la familia en el presente y en la vejez. Sin embargo el patrimonio es también intangible y se refiera a aquellos elementos que nos permiten calidad de vida y bienestar familiar como son: la salud, los amigos, la educación y sobre todo la familia.

Cuidar nuestro patrimonio significa entonces cuidar nuestra salud e invertir en nuestra educación, darnos el tiempo suficiente para charlar con nuestra pareja, cuidar a nuestros hijos, supervisar sus amistades, hábitos de consumo y de ejercicio, tomar vacaciones y tener el tiempo libre para el ocio creativo, en ese sentido hasta el ocio sano es patrimonio. Ello nos dará mayor tranquilidad, permitirá disminuir nuestros niveles de estrés y en consecuencia gozar de mejor salud.

Porque cuántos de nosotros no hemos enfrentado grandes gastos en hospitalización, consultas, medicinas y terapias; gastos que comprometen nuestra tranquilidad y nuestro patrimonio tangible e intangible y amenazan la seguridad económica de la familia.

Para cuidar nuestra salud es necesario realizar ejercicio por lo menos tres veces a la semana y al menos media hora cada vez, alimentarnos correctamente de preferencia con frutas y verduras y alimentos preparados en casa.

Pero desde luego la mejor forma de cuidar nuestro patrimonio es asegurándolo de forma que nos evitemos grandes e innecesarios gastos, ello nos lleva a cuestionarnos cuál es el seguro que mejor satisfaga nuestras necesidades y para lo cual es necesario conocer a fondo todas sus características como la cobertura: que es la cantidad máxima que cubrirá el seguro en cada evento; el coaseguro: que es el porcentaje pactado con la aseguradora que determina la cantidad que el asegurado cubrirá ante un determinado evento, es la manera de compartir el riesgo, la forma en que la aseguradora te hace partícipe de los riesgos que puedes correr, la prima: también es un porcentaje, pero es la aportación económica que ha de pagar el asegurado como contraprestación de la cobertura de riesgo que la compañía le ofrece , el deducible: también es el porcentaje que paga el asegurado, pero esta cantidad se paga en cada siniestro (evento).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada