DISMINUYE LA INVERSIÓN EMPRESARIAL A NIVEL MUNDIAL

Según el último reporte sobre las Perspectivas de la Economía Mundial del Fondo Monetario Internacional (FMI), en su capítulo no. 4 (www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2015/01/pdf/text.pdf), desde la crisis financiera del 2007-2008 la inversión empresarial en las economías en general se ha contraído en mayor medida con respecto a lo sucedido en otras crisis y recuperar los niveles de inversión empresarial previos ha tardado mucho más tiempo, ello genera un débil crecimiento económico a nivel mundial y un deterioro en las condiciones de vida de la población.

De acuerdo con el documento la inversión empresarial en los países desarrollados se ha contraído un 25% desde entonces (nivel históricamente elevado) y, aunque en los países en desarrollo dicha contracción es menor, el problema es que ha sido persistente generando una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) mucho más grave. Las empresas argumentan que la caída en su inversión obedece a una caída en sus ventas, mientras que el FMI establece que también es resultado de la incertidumbre sobre el entorno económico y de la falta de políticas públicas adecuadas.

Otros estudios a nivel mundial también establecen que las empresas han dejado de invertir, ello significa que han dejado de comprar maquinaria, equipo y plantas productivas, sin embargo las razones de dicha reducción son motivo de un fuerte debate entre los investigadores, algunos lo asocian a una caída en la demanda efectiva o poder de compra de los consumidores resultado del deterioro de los mercados laborales (bajos salarios, empleos temporales, reducción de las prestaciones), otros lo atribuyen a un incremento en la actividad especulativa por sobre la productiva (financiarización) dado que la primera puede ser más rentable en el corto plazo, y otros, como el FMI lo atribuyen a un deterioro en la confianza de los empresarios ante el escenario económico adverso.

La inversión empresarial es el componente más importante de la inversión total, y uno de los motores principales del crecimiento económico, el otro es la inversión pública. Las empresas al invertir generan riqueza, empleos e ingresos para la población, lo que permite generar demanda efectiva para adquirir los productos y servicios generados. Cuando la inversión empresarial disminuye, la creación de riqueza, entendida como bienes y servicios, también disminuye.

Los mercados son mucho más débiles porque el desempleo y la disminución de los salarios disminuye el poder de compra de las familias y las empresas reaccionan a la caída en las ventas recortando sus gastos de capital, pero también pagando menores salarios, prestaciones y ofreciendo empleos temporales, ello debilita aún más las ventas y comprime las tasas de crecimiento económico. En pocas palabras es un fenómeno que se retroalimenta así mismo: bajos salarios, baja demanda efectiva, reducidas ventas, reducción de la inversión productiva, reducción del empleo y bajos salarios.

Los empresarios dejan de invertir cuando ven un proceso de reducción del crecimiento económico o desaceleración, cuando sienten desconfianza o se eleva su incertidumbre sobre las condiciones económicas futuras. También dejan de invertir cuando existe un deterioro en la paz social, se incrementa la inseguridad y hay inestabilidad política. Todo ello afecta sus expectativas sobre la rentabilidad futura de la inversión y ello indica que disminuye su confianza generando una espiral deflacionaria.

La solución a éste tipo de círculo perverso está tanto en manos de los empresarios como del gobierno. Los primeros deben enfocar sus excedentes monetarios a pagar menores salarios y fortalecer así el poder de compra de sus trabajadores, en especial las grandes y medianas empresas que han estado acumulando grandes flujos de efectivo ocioso en sus hojas de balance; a la par deben destinar recursos a mejorar la tecnología y con ella la productividad, analizar sus costos y desarrollar nichos de mercado. El gobierno por su parte debe fortalecer el crecimiento económico invirtiendo en infraestructura básica, estableciendo políticas amigables a la inversión productiva y detonando proyectos de desarrollo regional claves como clúster, puertos industriales, infraestructura ferroviaria, puertos secos e infraestructura logística, reducir costos de licencias y permisos para la actividad productiva, reducir los trámites burocráticos y garantizar la seguridad de la inversión privada y las personas, por último des-incentivar la inversión especulativa gravando fuertemente a las ganancias financieras.

FELICIDAD Y ÉXITO

De acuerdo con un interesante libro de Shawn Achor denominado “ La Ventaja de la Felicidad” (The Happiness Advantage), la felicidad conlleva al éxito y no como comúnmente solemos pensar de que una vez alcanzado el éxito lograremos ser felices.

La felicidad y el optimismo mejoran nuestro desempeño en el trabajo, la familia, la sociedad y por ende la vida. Si aprendemos a ser optimistas y por ende positivos, estaremos más motivados, seremos más eficientes, audaces, creativos, productivos y resilientes.

La resiliencia es la capacidad que todos los seres humanos tenemos para sobreponernos a la adversidad, el dolor emocional, el fracazo etc., es la capacidad de proteger la propia integridad, nuestra salud mental y por ende nuestra felicidad, lo que nos permite tener una mejor vida. Ser resilientes significa tener una visión positiva de nosotros mismos, poder manejar nuestros sentimientos e impulsos fuertes, ser ecuánimes y tener un fuerte soporte emocional en la familia y con los amigos.

Mientras más pesado sea nuestro trabajo, mayor soporte social necesitaremos para no estresarnos o deprimirnos, por ello es que necesitamos cultivar nuestras amistades, saber ser agradecidos y mantenernos en estrecho contacto con ellos.

De acuerdo con Shawn Achor, nuestro conocimiento y destrezas técnicas solo explican el 25% del éxito, otro 25% es resultado del optimismo, un 25% más se relaciona con nuestras conexiones sociales y el resto es resultado de la forma en que percibimos y afrontamos el estrés.

El autor establece consejos sencillos que nos ayudarán a ser felices y exitosos entre los que se destacan:

1. Ser capaces de ver los problemas como un reto y no como una amenaza, y yo agregaría que debemos ver la crítica como una oportunidad de mejora y no como algo personal, una desaprobación, reproche o censura.

2. Ser agradecidos es un elemento clave en la felicidad y el éxito, el don de la gratitud refuerza la amistad, nos permite tener una vida mucho más plena y nos llena de satisfacción.

3. Hacer ejercicio con regularidad activa tu energía, el optimismo y la tranquilidad.

4. Meditar sobre nuestra vida, problemas, retos etc.

Me parece también que dado que la economía es una ciencia social y el resultado es construido por nosotros mismos, una sociedad optimista, feliz, resiliente, comprometida y agradecida producirá una mayor desarrollo económico y por ende bienestar social.


FAMILIA Y BIENESTAR SOCIAL

Actualmente existe un fuerte debate sobre los tipos de familia y el bienestar que genera en sus miembros y la sociedad en general, la discusión se caracteriza por un fuerte contenido ideológico alimentado por ideas y opiniones erróneas no fundamentadas con datos duros y un análisis profundo.

La discusión tiene a ser sesgada y álgida en grupos minoritarios en contra de las familias naturales integradas por el padre, la madre y los hijos biológicos y a favor de las familias desintegradas, las conformadas por un solo padre, o por padres divorciados, padres casados por segunda o tercera vez, parejas en unión libre, parejas del mismo sexo con hijos, padrastros o madrastras etc. en función de un llamado a la tolerancia, la libertad y la democracia. Sin embargo es importante recalcar que la discusión debe centrarse en una pregunta clave relacionada con el hecho de establecer si la composición familiar afecta el bienestar de la familia en sí, sus hijos y la sociedad en general.

Por ello recomiendo a quién desee profundizar en el tema, un interesante estudio denominado “Tipos De Familias Y Bienestar De Niños Y Adultos: El Debate Cultural Del Siglo XXI En 13 Países Democráticos” de Fernando Pliego Carrasco (http://www.tiposdefamilia.com/libro/).

En dicho estudio se analizaron 351 publicaciones académicas y oficiales de 13 países democráticos que incluyen economías desarrolladas como Australia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda, Canadá y Noruega, y economías en desarrollo como México, Perú, Brasil, Chile entre otras, y mediante análisis estadístico profundo se determinó que en el 85% de los registros analizados se muestra que los niños y adolescentes que viven con sus padres biológicos casados tienen un bienestar significativamente mayor en comparación con aquellos que viven en otras situaciones familiares posibles.

Entre las conclusiones más importantes del estudio se destacan las siguientes:

1) La familia es la principal institución cultural en las sociedades democráticas, y es uno de los temas que más interesa y preocupa a la población
2) Los padres biológicos tienden a ser mucho más solidarios y comprometidos para con sus hijos y familiares, cubren mejor las necesidades diarias de índole emocional, educativa, económica, de salud física y mental, sin importar si pertenecen a un país desarrollado o en desarrollo, occidental u oriental.
3) Las mujeres que sufren mayor violencia doméstica son las que viven en unión libre, además de que son también aquellas cuya pareja no comparte sus ingresos.
4) El abuso sexual hacia los niños es 19 veces mayor en las parejas en unión libre, 8 veces mayor donde existen padrastros o madrastras.
5) Con respecto a accidentes sufridos por los niños, ellos son el triple si sólo viven con su mamá en relación a quemaduras o fracturas de huesos.
6) El 21% de los niños o jóvenes de familias con madre soltera, padres divorciados, padres en segundas nupcias han cometido delitos.
7) La deserción escolar se duplica si viven con una madre divorciada o separada, con padres no biológicos, padrastro o madrastra.
8) Las mujeres separadas, divorciadas o viudas sufren 49% más de episodios de depresión.

Los estudios realizados en economías desarrolladas muestran los mismos resultados, de ahí que no es el grado de desarrollo lo que influye en los resultados, así como tampoco las diferencias culturales.

La familia es y seguirá siendo la base de la sociedad; los valores de solidaridad, subsidiariedad, convivencia pacífica, tolerancia, confianza, respeto a las reglas, seguridad y objetivos comunes se siguen inculcando en la familia. Y el mayor compromiso con los miembros se da en las parejas casadas (civil y religiosamente) y con hijos biológicos, aportan estabilidad a la sociedad y a la economía y no es un tema
que debamos ignorar

POLÍTICA MONETARIA Y CONCENTRACIÓN DE LA RIQUEZA

La riqueza se mide a través del valor de mercado de los activos financieros más los activos no financieros (principalmente propiedades de casas y terrenos) menos las deudas. A dólares corrientes la riqueza se incrementó un 127% del 2000 a mediados del 2014, a una tasa promedio anual del 4.3%. Pero utilizando dólares constantes el incremento en la riqueza en la última década ha sido del 55%.

De acuerdo con el reporte sobre la riqueza global del Credit Suisse Research de octubre del 2014, el 0.7% de la población mundial adulta es dueña del 44% de la riqueza global y el 8.6% de los adultos a nivel mundial concentra el 85.3% de la riqueza mundial.

A pesar de que la crisis financiera internacional del 2007-2008 causó una pérdida notable de riqueza del 15%, por la caída de los precios de los activos financieros, a partir del 2008 dicha riqueza ha crecido de forma robusta a una tasa promedio anual del 5.6%, y para el 2011 ya se había recuperado y rebasado los niveles anteriores a la crisis, llegando a los 263 billones de dólares. Si estuviera equitativamente distribuida entre toda la población adulta mundial nos tocaría a cada uno 31 700 dólares.

De acuerdo con su composición el 55% de dicha riqueza se debe a la tenencia de activos financieros y 46% a activos no financieros. Por su parte la deuda de estos individuos ricos ha ido disminuyendo llegando a su nivel más bajo desde el 2001.

Estados Unidos concentra el 32.8% de dicha riqueza, Europa el 31.2% y Asia-pacifico el 20%, el resto del mundo, que posee el 60% de la población mundial, posee el 16%.

Las naciones más desarrolladas son las que concentran el mayor volumen de riqueza y, a su vez, son las que tienen los mercados financieros más profundos y desarrollados, ya que la riqueza no proviene de actividades de ahorro o de la actividad laboral, sino de su activo papel en la compra-venta de acciones, bonos, papel de deuda y diversos activos financieros.

El incremento es mucho mayor en la riqueza financiera que en la no financiera y obedece al proceso de liberalización financiera instrumentado por Estados Unidos e Inglaterra desde principios de los 80's y promovidos en el resto del mundo a través del Fondo Monetario Internacional, la Reserva Federal, el Banco Mundial y otras organizaciones internacionales, sin embargo dicha concentración se ha acelerado como producto de las políticas monetarias no convencionales aplicadas por los principales bancos centrales del mundo: Reserva Federal, Banco de Inglaterra, Japón y Canadá para salir de la crisis financiera del 2007-2008 y, recientemente por el Banco Central Europeo para salir de la deflación.

Dicha política se aplicó cuando la reducción de la tasa de interés objetivo o referencia llegó a niveles cercanos del 0%, lo que provocó un incremento en el precio de los bonos, acciones y activos financieros diversos. Debido a que la banca comercial no ofreció créditos y los agentes económicos tampoco los demandaron,los bancos centrales de esos países tuvieron que recurrir a la compra de activos financieros tóxicos (invendibles en los mercados financieros) para inyectar dinero a las instituciones financieras incluyendo instituciones financieras no bancarias (aseguradoras, fondos de inversión etc.) e incluso empresas privadas; el objetivo era evitar una mayor crisis y rescatar a aquellos enormes bancos que eran demasiado grandes para dejarlos quebrar, pues ello hubiera profundizado aún más la crisis.

Así se rescató, con recursos públicos, a los más poderosos: ¡los inversionistas financieros institucionales!, causantes de la crisis por su elevada avaricia e imprudencia y, cuando dicha crisis se transformó en una crisis de deuda pública que afectó las finanzas públicas, se aplicaron medidas fiscales elevando impuestos y reduciendo el gasto público lo que generó una mayor pobreza y recesión en las economías periféricas de la eurozona. De esta forma se privatizaron las ganancias y se socializaron las perdidas siendo los mayores beneficiados los más ricos y los más perjudicados las familias que dependen principalmente de los ingresos laborales y que no poseen activos financieros y no financieros.

La distancia entre estas dos riquezas, financiera y no financiera, se ha ido incrementando, mientras que el nivel de deuda de los más ricos se ha mantenido constante a lo largo del tiempo. Como resultado ha surgido una nueva clase social, a la que el banco mundial denomina como la ¡clase vulnerable! y que es la que tiene la mayor movilidad social, pues puede fácilmente caer en pobreza y, con un mayor esfuerzo educativo llegar a ser clase media mientras que los ricos siguen siendo ricos y no temen verse perjudicados, pues dado su poder económico, financiero y político, siempre saldrán rescatados.

¿ESPECULACIÓN EN CONTRA DEL PESO?

Existe un cuarto factor que ha determinado el precio del dólar y su volatilidad, dicho factor se denomina especulación.

La especulación es la actividad de compra-venta de bienes, divisas, oro, plata, etcétera, que las personas realizan cuando esperan obtener un beneficio económico adicional simplemente por la variación del precio del bien adquirido en el tiempo.

En el caso de divisas, y en especial del dólar para México, el motivo de dicha especulación es la incertidumbre con respecto al riesgo que representa la pérdida de valor del peso con respecto al dólar, de forma que las personas compran hoy los dólares a un "precio barato" para poder pagar a futuro una deuda en dólares, un viaje al extranjero, adquirir los insumos importados y necesarios para la producción del año, enviar dinero a sus familiares en el extranjero, etcétera. Sin embargo cuando se presentan movimientos abruptos, fuera del promedio, el principal motivo es realizar ganancias cambiarias en el corto plazo.

En éste último caso lo que se da es una apuesta en contra el peso, y si muchas personas piensan de la misma manera, lo que era una posibilidad de depreciación del peso se traduce en una realidad generándose un fenómeno al que los economistas llamamos "expectativas auto-cumplidas".

Ello puede generar fuertes presiones financieras sobre empresas, gobiernos, bancos e instituciones financieras y familias endeudadas en dólares, o empresas que importan materia prima, maquinaria y equipo en cantidades importantes, por ello el Banco Central, en nuestro caso el Banco de México debe salir en defensa del dólar mediante subastas de sus Reservas Internacionales, en las cuales el precio es fijado por los compradores, o bien mediante ventas directas a un precio determinado.

En muchos casos el sólo anuncio de la posibilidad de subastar reservas funciona para evitar el movimiento especulativo en contra del peso, pues no hay motivos reales (deuda, turismo internacional, remesas, importaciones) para demandar dichos dólares, sino simplemente desconfianza y temor a la pérdida de poder adquisitivo del peso ante una probable depreciación. Los especuladores se ven desmotivados porque saben que de inyectar dólares al mercado cambiario, el precio del dólar disminuirá y probablemente en lugar de tener ganancias tendrán pérdidas cambiarias.

Sin embargo y a pesar del anuncio del día 11 de marzo por parte del Banco de México de incrementar la subasta de dólares y reducir el ritmo de acumulación de Reservas Internacionales para poner más liquidez en el mercado cambiario los compradores de dólares han estado muy nerviosos y especulando contra el peso.

¿A qué se debe ésto?, la razón es sencilla y se relaciona con la posibilidad de que la Reserva Federal cuya presidenta es Janet Yellen, incremente las tasas de interés para normalizar la política monetaria que aplicó durante los últimos cinco años en los que mantuvo su tasa de interés objetivo a niveles de entre 0 y 0.25% anual, a la par que realizó una compra masiva de bonos respaldados por hipotecas por 1.8 billones de dólares y bonos del tesoro por un total de 4.5 billones de dólares. Esto implicó una inyección de liquidez a niveles sin precedentes lo que se tradujo en un incremento en la cantidad de dinero en circulación que pasó de 837.2 billones de dólares en diciembre de 2007 a 3 mil 830 billones en noviembre del 2014.

Gran parte de esta liquidez emigró a economías emergentes, una de ellas México, para lograr intereses más atractivos en bonos del gobierno y bonos privados, así como atractivos rendimientos en acciones en el mercado de valores.

Si la Reserva Federal sube su tasa objetivo, dichos capitales emigrarán en un vuelo por la calidad buscando mejores rendimientos en Estados Unidos y el peso tendrá una depreciación acelerada si la tasa de interés de la Reserva no sube de manera muy paulatina, y ésto lo saben tanto los especuladores, como los importadores y las empresas que se endeudaron en dólares durante los últimos tres años para aprovechar las bajas tasas de interés en EUA y la apreciación del peso que se había producido producto de dicho flujo de capitales.

En pocas palabras éstos agentes económicos están muy nerviosos ante la posibilidad del incremento en la tasa objetivo de la Reserva y el grado en que dicha tasa se va a incrementar. Se dice entonces que son sensibles a los movimientos en la tasa de interés, o que su respuesta es demasiado elástica a dicha tasa generando el movimiento especulativo en contra del peso.